Cuáles son las equivalencias de las tallas de zapatos en niños

Cuáles son las equivalencias de las tallas de zapatos en niños

Acertar con las tallas de zapatos suele ser un quebradero de cabeza. Y, en el caso de los calzados para niños, al igual que con la ropa, aún más. Sus pies crecen con rapidez y, además, en cada lugar del mundo las tallas se indican de manera diferente. Para ayudarte a resolver todas tus dudas, hemos preparado una guía para que aprendas cuáles son las equivalencias de las tallas de zapatos en niños y algunos consejos para elegir siempre el número más adecuado y el mejor calzado para los más pequeños.

Equivalencias de las tallas de zapatos en niños

A continuación, encontrarás una tabla con todas las equivalencias de tallas de zapatos para niños. Debes tener en cuenta que se trata de una tabla orientativa y genérica, que sigue las medidas oficiales estándares de la industria del calzado, pero pueden variar dependiendo de la marca o el fabricante.

CENTÍMETROS ESPAÑA REINO UNIDO USA
9.7 16 0.5 1
10.4 17 1.5 2
11 18 2 2.5
11.7 19 3 3.5
12.4 20 3.5 4.5
13 21 4.5 5
13.7 22 5.5 6
14.4 23 6 6.5
15 24 7 7.5
15.7 25 7.5 8
16.4 26 8.5 9.5
17 27 9 10.5
17.7 28 10 11
18.4 29 11 12
19 30 11.5 12.5
19.7 31 12.5 13
20.4 32 13 1.5
21 33 1 2
21.7 34 2 3
22.4 35 2.5 3.5
23 36 3.5 4.5
23.7 37 4 5
24.4 38 5 6
25 39 6 7
25.7 40 6.5 8
26.4 41 7

La importancia de elegir el calzado adecuado para los niños

Ya sabemos que el calzado es una pieza fundamental de nuestro día a día. Un zapato que nos haga daño puede arruinarnos el día, mientras que uno que nos resulte cómodo puede facilitarnos mucho las tareas de nuestra rutina.

En el caso de los niños, la importancia de elegir el calzado adecuado es mucho mayor. Los pies de los niños se encuentran en continuo crecimiento y desarrollo, por lo que el calzado puede influir para bien o para mal en estos procesos.

Si, por ejemplo, los zapatos resultan demasiado pequeños, pueden afectar negativamente en el crecimiento de sus pies, provocando mal formaciones u otras dolencias que se verán reflejadas en el futuro.

Sin embargo, no es recomendable comprar, como se suele pensar, zapatos más grandes para que les duren más tiempo. Un zapato que quede demasiado suelto puede provocar dificultades a la hora de caminar y, en consecuencia, lesiones, torceduras y una gran incomodidad para los niños. En unos años en los que el crecimiento de los niños, así como sus habilidades motoras están en pleno desarrollo, debemos buscar diseños que acompañen y faciliten en estas etapas de aprendizaje.

Diferencias de tallas según los modelos de zapatos

Como hemos visto, las tallas indicadas por las diferentes marcas no siempre coinciden con las equivalencias y los estándares de la industria. Esto se debe a que en la Unión Europea no existe una normativa vinculante por la cual los fabricantes se deban orientar. Esto provoca que existan desviaciones notables de hasta 1,5 números por lo que siempre es recomendable medir y comprobar que realmente el zapato sea de la talla correcta.

Además, debemos tener en cuenta que no todos los modelos de zapatos suelen ajustarse igual a los pies. Por ejemplo, unas zapatillas deportivas se ajustarán al pie de manera diferente a cómo lo harán unos tacones o unas botas, aun siendo todos estos modelos la misma talla. También influye el material con el que esté hecho el zapato, la horma, si encogen tras su lavado… Por eso, conocer cuáles son las equivalencias de las tallas de zapatos para niños y cómo medir correctamente los pies podrá ayudarnos enormemente.

¿Cómo medir los pies?

La lista de tallajes es larga y los pies de los niños crecen y cambian con rapidez. Si a esto le sumamos que cada fabricante puede cambiar la medida de sus propios diseños, el momento de ubicarnos en la tabla de equivalencias de tallas para niños y elegir los zapatos adecuados para los más pequeños puede convertirse en una auténtica odisea.

Por eso, te enseñamos cómo medir los pies para encontrar la talla perfecta de zapatos. No olvides medir ambos pies porque puede haber diferencias entre ambos. Además, te recomendamos hacerlo por la tarde, ya que los pies suelen dilatarse durante el día.

La primera manera es midiendo la suela interior de unos zapatos que le sean cómodos: ni muy justos ni demasiado sueltos. Es importante que midas la suela interior y no la exterior ya que ésta puede tener diferencias de tamaño debido al diseño.

Si no estás seguro de haber medido correctamente hasta la punta de la plantilla interior, te presentamos otro método más sencillo. Para ello, necesitarás una hoja de papel, un suelo plano y una pared. Coloca la hoja en el suelo, pegada a la pared, formando un ángulo recto. A continuación, coloca el pie descalzo sobre la hoja, con el talón tocando la pared. Es importante que el pie esté bien apoyado en el suelo y estirado, sin que los dedos estén encogidos. Marca en la hoja donde finaliza el dedo más largo y, por último, mide los centímetros desde esa marca hasta el extremo del papel donde se encontraba el talón.

Una vez tengas la cifra en centímetros de la longitud del pie, podrás consultar la tabla de equivalencias de tallas de zapatos de niños que tienes en la parte superior y sabrás la talla a la que corresponde. Pero no olvides probar siempre los modelos para verificar que efectivamente es la talla correcta.

Consejos para elegir los mejores zapatos para niños

Una vez que ya conoces las equivalencias de las tallas de los zapatos de los niños y cómo medir los pies, llega el momento de saber qué diseño o tipo de zapato elegir. Dependiendo de la edad y la etapa de crecimiento en la que se encuentre el niño, puede venirle mejor un tipo diferente de calzado.

Por ejemplo, a los recién nacidos, les vendrá bien un calzado de suelas blandas, flexible y suave, con materiales naturales y transpirables. En cambio, en el momento en el que comiencen a caminar, podrán llevar un calzado con suelas más aislantes y que les protejan bien de posibles golpes. En cualquier caso, los zapatos no deben ser nunca demasiado rígidos o pesados, para evitar posibles lesiones.

Además, te aconsejamos que preguntes regularmente si está cómodo con los zapatos y compruebes siempre que aún tiene espacio. Se recomienda que, entre la punta de los dedos y la punta del zapato queden, aproximadamente, unos 0,5 centímetros de hueco.

Los niños, a pesar de tener una estructura ósea más blanda, tienen una menor sensibilidad en los pies. Es por eso que será responsabilidad de los adultos comprobar que el niño lleva los zapatos de la talla adecuada.

En Only Kids tenemos una amplia variedad de calzado, de una gran calidad y unos diseños divertidos que encantarán a los más pequeños y les acompañarán en todas sus aventuras, proporcionándoles la comodidad que necesitan. Visita nuestros diseños, tanto para niño como para niña. ¡Te esperamos!